21 de Diciembre del 2012

1
320

Desde muy antiguo se han hecho predicciones sobre el fin del mundo y el día del juicio final, cómo y cuando va a suceder, llegando a fijar incluso fechas concretas para este evento, fechas que a lo largo del tiempo se alcanzaban sin ningún suceso, por lo que se volvían a fijar para más adelante.
Recientemente, algunos “pronosticadores” se han centrado en el año 2012, concretamente en el 21 de Diciembre de dicho año. De hecho, en Internet circulan cantidad de artículos sobre “profecías” para esta fecha concreta. Según dichas “profecías”, ese día la Tierra va a experimentar desastrosos cataclismos sin precedentes:
NIBIRU: Esta es la “profecía” más frecuente. En ella se dice que hay un planeta, al que han puesto el nombre de NIBIRU, o Planeta X, o Eris, con una órbita elíptica que atraviesa nuestro sistema solar cada 3600 años, y que el 21 de Diciembre de 2012 va a chocar con la Tierra. La parte más importante de esta historia está basada en un dibujo muy antiguo, de la época de los Sumerios, a los cuales se les atribuye la identificación de dicho planeta.

CALENDARIO MAYA: El calendario Maya finaliza el 21 de Diciembre de 2012. De acuerdo a determinadas “interpretaciones”, ellos recibieron su información de una fuente del exterior, “Kukulcan”, como ellos le llamaban, que les proporcionó la información astronómica. Le describen como un hombre alto que vino desde el mar. Algunos argumentan que estas predicciones son solo el fin de un ciclo y el comienzo de otro, no el fin del mundo.

DESPLAZAMIENTO DE LOS POLOS: Se argumenta que existen razones para pensar en un inesperado desplazamiento de los casquetes polares, lo cual cambiaría por completo la apariencia de la Tierra, y donde había una vez agua podría es ese momento haberse secado, y donde había tierras estarían cubiertas por el agua.

ALINEAMIENTOS GALÁCTICOS: Desde el alineamiento de la Tierra con el Sol y el agujero negro de nuestra galaxia hasta un desplazamiento de nuestro sistema solar en el ecuador galáctico, con secuelas de grandes cataclismos para la Tierra.

Ha habido un satélite de la NASA, el IRAS (InfraRed Astronomy Satellite) que estuvo haciendo un análisis del cielo durante 10 meses en 1983, descubriendo muchas fuentes de infrarrojos. Estas observaciones fueron seguidas de los correspondientes estudios con instrumentos más potentes, tanto en tierra como en el espacio, no encontrando ningún Planeta X o Nibiru. Ha habido objetos inicialmente no identificados, que más adelante se fueron desvelando como galaxias distantes o como acumulación de “cirros infrarrojos”, según fue publicado en 1987. La denominación “Planeta X” es un nombre figurativo que se aplica a un objeto posible, el cual una vez encontrado deja de ser “X” porque se le pone su nombre, como se hizo por ejemplo con Plutón. Eris en su día también fue llamado Planeta X hasta que se descubrió. Es más pequeño que nuestra luna, y está tan lejano que su órbita nunca le acercará a la Tierra a menos de 4.000 millones de millas.

Un gran planeta dentro de nuestro sistema solar, como dicen que es Nibiru, tendría que haber sido conocido por los astrónomos desde hace muchos años, bien directamente, bien por las perturbaciones gravitacionales sobre otros objetos, o por detección de los infrarrojos. En el 2008 muchos sitios web dijeron que sería localizable a simple vista en la primavera del 2009, y no fue así. Si realmente existiese, habría muchos astrónomos, tanto aficionados como profesionales, que lo estarían siguiendo y participando en su estudio. No se sabe de ninguna foto ni ningún debate sobre este tema en las grandes publicaciones más populares sobre astronomía (Sky&Telescope, por ejemplo). Nadie lo ha podido esconder, si realmente existiese. Hay un comentario de Carl Sagan que dice así: “afirmaciones extraordinarias reclaman niveles extraordinarios de evidencia si tienen que ser creídas”. Y en el caso de Nibiru, no parece haber evidencia alguna.

Los cambios de polaridad magnética de la Tierra han sucedido hasta hoy con una frecuencia de 400.000 años, y, hasta donde se conoce, este cambio de polaridad no es una amenaza para la vida en la Tierra. Asimismo, no hay ninguna relación entre la dirección de la rotación y la polaridad magnética. Por otro lado, un cambio de la dirección de rotación de la Tierra no parece ni posible ni que vaya a suceder.

Sobre los alineamientos de planetas en el 2012, no hay nada previsto, ni siquiera en varias décadas a la vista. Nosotros estamos situados hacia el borde de nuestra galaxia, la Vía Láctea, a unos 30.000 años luz del centro, el cual circunvalamos en un periodo de 225-250 millones de años, siempre manteniendo aproximadamente la misma distancia. Hay muchos debates sobre el alineamiento de la Tierra y el Sol con el centro de la Vía Láctea en la constelación de Sagitario, pero esto sucede en cada mes de Diciembre sin que pase nada malo, por lo que no hay razones para esperar que en 2012 sea diferente.

Hay una web muy curiosa, Zetatalk.com, en la cual se exponen las respuestas de los visitantes de un planeta “Zeta Reticuli” vía su emisaria, Nancy Lieder, sobre el peligro que supone para la Tierra el planeta Nibiru, catástrofe que inicialmente predijeron para Mayo del 2003, pero como no pasó nada, han movido el día del fin del mundo para el 21 de Diciembre de 2012, haciéndolo coincidir con el fin del calendario Maya.

Recientemente, ha comenzado a aparecer una propaganda espeluznante sobre una película titulada, como no podía ser de otra manera, “2012”, película de la Columbia Pictures que va a ser lanzada en Noviembre del 2009, y que en sus cortos de presentación ofrecen, según los que los han visto, secuencias de un tsunami que rompe sobre el Himalaya, y con un cometario final diciendo que se busque en Google la verdad del 2012.

De todo este maremagnun de profecías, que incluso llegan a meter verdadero miedo a algunos, hay otros que están haciendo su negocio, vendiendo libros, vídeos, y hasta “kits de supervivencia”, y me temo que cuando pase esta fecha se encontrará otra historia que volverá a poner sobre la mesa la existencia de otro misterioso “Planeta X”.

Por último, recomiendo la lectura de la sección “Pregunte a un Astrobiólogo” que hay en la web de la NASA “Astrobiology – Life in the Universe” (dirección: http://astrobiology.nasa.gov/ask-an-astrobiologist/intro/nibiru-and-doomsday-2012-questions-and-answers ), de donde se ha tomado esta información y donde se puede encontrar una explicación más detallada sobre el mismo tema.

1 Comentario

  1. Con respecto a este tipo de evento se conoce como alineamineto en el espacio, pueden sucer 5 alineamientos que puedan afectar la tierra. Este consiste en el equilibrio de la tierra y otros palanes. Este evento si puede provocar grandes desastre y atentar contra la existencia de la vida en la tierra.

    Porque pueden sucer terremotos, sunamis,huracanesde mayor magnitud pero todo se debe a que va a sucer un pequeño desequilibrio en la vida lactea y hay que tener en cuenta la posiblilidad de que un cometa pueda impactara la tierra que podria causar grandes muertes y miedo. asi que hay que estar alertas porque como les repito un desequilibrio de la naturaleza. y todo se puede evitar a tiempo con la tecnologia que tenemos hoy en dia. espero que tomen en cuenta el mensaje que les mando porque es muy importante.

Dejar respuesta