¡1914! La vanguardia y la Gran Guerra

0
207

El Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid exponen, hasta el 11 de enero del próximo año, una fabulosa muestra de pinturas y esculturas de 1914, año determinante en el desarrollo de las primeras vanguardias artísticas.
La guerra de 1914 marcó el rumbo del arte nuevo como muy pocos acontecimientos históricos lo han hecho.  La experiencia de la guerra influyó de forma decisiva sobre el trabajo de los artistas, convirtiéndose en tema central de sus obras y sus obsesiones.
La exposición contempla el desarrollo del arte nuevo internacional entre 1913 y 1919 y establece una lectura para su interpretación, cuyo eje principal es el conflicto bélico y sus consecuencias.

Podemos ver asuntos como el papel que ejerce el arte como “profeta” de lo que se avecina, o la posición de denuncia que ejercen algunos artistas ante los disparates de la guerra.

Museo Thyssen-Bornemisza
“Al burgués el sombrero se le vuela, todo retumba, mil gritos a plazos. Se hunden tejados, añicos, pedazos. Dicen que en la costa el agua se cuela. La tempestad llegó y aguas imponentes rompen diques, dejan calles arrasadas. Abunda mucha gente acatarrada. Los tranvías caen desde los puentes”. Este es uno de los muchos poemas que podemos encontrar a lo largo de la exposición, poemas que nos invitan a meternos de lleno en aquel momento anterior al desastre, que estaba gestándose y apunto de explotar.

Las obras que se exhiben en el museo se organizan en torno a ocho secciones: “El oscurecimiento del mundo”, “La segunda visión”, “Últimos días de la humanidad”, “La vanguardia a caballo”, “Canción de guerra”, “Vórtice destructor”, “Carga de profundidad” y, por último, “Guerra de las formas. Una estética de la desaparición”.

Aquí encontramos pintores de la talla de Ludwig Meidner, W. Kandinsky, Paul Klee o Marc Chagall; así como obras tan impactantes como “Los lobos” de Franz Marc, o “La guerra alemana” de P. Filonov.

Aunque la mayor parte de la exposición está formada por obras pictóricas, también se muestran esculturas como ”Maiastra”, del excelente escultor Constantin Brancusi.

Fundación Caja Madrid
En este espacio continúa la segunda parte de la exposición, cuyas obras se sitúan igualmente repartidas en las siguientes secciones: “Apocalipsis de nuestro tiempo”, “Artista y soldado”, “Cubismo en las trincheras”, “El estigma de la condenación”, y “C’ est la guerre!”.

A pesar de contar con menos salas, el arte que aquí se da cita es reconocido mundialmente por su importancia. Estamos hablando de obras escultóricas como “El Caído” de W. Lehmbruck, y pinturas como “La ducha de los soldados” de E.L.Kirchner”, “Metrópolis” de G.Grosz” o “Autorretrato como enfermero” de Max Beckmann e imagen de la exposición.

Sin duda, la exposición “¡1914! La vanguardia y la Gran Guerra” es una cita a la que todo el que pueda debería acudir; porque no sólo se trata de arte, sino de una etapa de nuestra historia que desgraciadamente no podemos borrar, pero de la que sí tenemos mucho que aprender.

Dejar respuesta