18º Supercross de Madrid: Emoción hasta el final en una competición al límite

0
445

Los espectadores vibraron en la noche de los back flips con una gran exhibición de saltos y carreras donde el riesgo estuvo presente en todo momento, y nada decidido hasta el final. La caída a Barragan le costó el primer puesto en Supercross  que  fue para  un brillante Alessi.  Miralles, a pesar  de su accidente, se alzó con la victoria en la  competición de Freestyle.
Casi 10000 personas esperaban impacientes que El Palacio de Deportes abriera sus puertas, pero lo que ninguno imaginaba es que además de las emociones fuertes que prometía la competición, acabarían con el corazón en un puño tras las caídas de sus favoritos.

 Todas las miradas estaban puestas en Barragán, quien luchaba firmemente por ganar el 18º Supercross de Madrid, especialmente cuando su empeño por lograr la victoria le hizo perder el control de su moto y acabar de cabeza en la pista en una inevitable caída. Pero esto era solo el principio.

Los pilotos de la copa Burn de Freestyle también salieron a darlo todo en el concurso de saltos, arriesgando al máximo para obtener la mayor puntuación, y el primero en sufrir las consecuencias fue José Miralles. El campeón actual quería repetir podio por cuarta vez consecutiva y para ello tenía un as en la manga: el back flip tsunami, un espectacular salto mortal hacía atrás con descolgada del piloto que ejecutó en la primera ronda de seis saltos en dos minutos, pero no  pudo controlar la impresionante separación entre cuerpo y asiento por lo que aterrizó directamente contra el suelo enmudeciendo al pabellón con su caída.

Ninguno de los dos pilotos accidentados escucharon las recomendaciones médicas de abandonar la competición y ambos regresaron a la pista por su ansiado título. Barragán consiguió ganar una manga que le valió un segundo puesto en el podio, por detrás del portugués Alessi, vencedor de la competición y junto a otro español, García Vico quien tras pelear duro por la clasificación logró quedar tercero.

Miralles tuvo que renunciar a la segunda prueba, speed & style, acercando a su rival, Edgar Torronteras al título de vencedor, pero cuando parecía clara la victoría de `E.T.´,  El Loco llevó su apodo hasta el extremo volviendo a la competición en su última fase  apostando por un back flip flinstone para adelantar a Torronteras. Finalmente consiguió alzarse con el primer puesto de Freestyle, como sucede desde 2005, en una reñida competición que Torronteras no le puso nada fácil.

En una noche de victoria con sabor español, también fueron los nacionales quienes se llevaron la peor parte. Manuel Rivas no pudo competir  a causa de un  fuerte golpe ocasionado en los entrenamientos, y Ángel Bravo sufrió una lesión en su hombro para asombro de los allí presentes “haciendo el loco” , como el mismo dijo, celebrando con el público su excelente actuación.

No faltó en la sesión la animación de las exuberantes  cheerleaders, ni la música en directo de Ragdog para hacer vibrar al público del Palacio de Deportes en una noche de emociones al borde del infarto.

Fuentes del texto:
Dossier de prensa
Imágenes:
Miriam Ruíz Contreras

1 Comentario

  1. Me parece una narracion perfecta de lo que sucedio el sabado en el oalacio de deportes.A sido como si vivieras otra vez la emocion que sentimos esa noche los presentes.Perfecto miryam creo que lo as echo perfecto.

Dejar respuesta