Max Prado, la nueva heroína del cómic español

1
277

Portada de Curiosity Shop

No es sencillo crear un personaje carismático, pero Teresa Valero (Madrid, 1969) y Montse Martín (Madrid, 1975) han acertado de pleno con Máxima Prado, joven aventurera que se enfrenta a espías, asesinos y contrabandistas en Curiosity Shop (Glénat), un cómic donde ficción y fantasía no están reñidas con el máximo rigor histórico.

La Huella Digital charla con la guionista Teresa Valero, que reflexiona sobre una obra adictiva y cuya publicación no ha pasado desapercibida para los seguidores del noveno arte.

Pregunta. ¿Qué podemos encontrar en Curiosity Shop?
Respuesta. Un relato de aventuras para los amantes de la historia. Un paseo visual fiel y meticuloso de la España y la Europa de principios del siglo XX. Una intriga con suspense, amor y erotismo. Una historia de iniciación, el relato del paso de la niñez a la juventud de una joven de hace cien años.

P. ¿Podría describir a Max, la protagonista de la historia?
R. Max Prado es una adolescente impetuosa, irreflexiva, inconformista y rebelde como lo son en mayor o menor medida todos los adolescentes. Pero también es inteligente, segura de sí misma, pertinaz y, sobre todo, terriblemente curiosa. Esa curiosidad es la fuerza que la impulsa a meterse en problemas, a descubrir todo aquello que le es ocultado, a andar por la vida con firmeza…

P. En todo caso, se trata de una obra coral, con muchos personajes que tienen un rol específico. ¿Qué le permitía el jugar con tantos individuos al mismo tiempo?
R. Ante todo queríamos conseguir un tono cercano a los folletines decimonónicos de Dickens o Dumas, en los que aparecen gran cantidad de personajes en relación más o menos profunda con el personaje principal. Este coro propicia también una mayor variedad de situaciones, de emociones, de relaciones entre todos los actores del drama, que hacen que la historia pueda contemplarse desde muchos puntos de vista diferentes.

P. ¿Cuál fue el punto de partida de este cómic, el hecho que encendió la bombilla en su cabeza?
R. Llevaba tiempo acariciando la idea de hacer un relato que tuviera como tema principal el contrabando de arte y antigüedades en Madrid. Vivo muy cerca del Madrid antiguo, del Rastro, y lo cierto es que ese ambiente es muy sugerente. Fue Montse quien tuvo la idea de centrar el relato a principios del siglo XX, buscando una estética más interesante. Tirando de ese hilo descubrimos que la época era también fascinante a nivel económico, político y social, así que decidimos aprovechar no sólo la estética, sino también los acontecimientos históricos que el periodo nos brindaba.

P. ¿Qué tipo de narración ha querido desarrollar en esta obra?
R. Una narración clásica, que combinase el puro entretenimiento con una revisión de nuestro pasado reciente, que nos hiciera comprender un poco mejor quiénes somos y por qué vivimos en el mundo en que vivimos, que despertase la curiosidad de los lectores por saber más sobre algunos aspectos un poco olvidados de la Historia. Y también quería un relato trepidante, en el que el lector se sintiera identificado con el vértigo que Max Prado debe sentir ante la multitud de sucesos dramáticos e inesperados que tiene que vivir en un corto periodo de tiempo.

P. ¿Tenía una idea muy clara de la historia que quería contar o fue añadiendo elementos inesperados sobre la marcha?
R. En una obra basada en un periodo histórico tan concreto, durante el proceso de documentación se descubren multitud de datos y pequeñas historias de gran interés que es muy difícil no intentar incluir en el relato. Empecé con una trama básica que se fue enriqueciendo y complicando poco a poco, gracias en buena parte a la información recopilada en ensayos, novelas, periódicos de la época y documentales.

Viñeta de Curiosity Shop

P. ¿Podría describir el entorno en que se desarrolla esta aventura?
R. Son la Barcelona y el Madrid de aquella España que abrazó la neutralidad mientras Europa se precipitaba a una guerra de una crueldad desconocida hasta entonces. Neutralidad que no impidió que España se convirtiera en un estado contrabandista, comerciando con la Entente y con la Alianza, y en donde muchos prosperaron a costa de la miseria de los otros.

P. Al ser una trama con tantos giros inesperados, ¿tuvo alguna vez cierto temor de no ser capaz de unir todos esos hilos?
R. Sí, claro, uno siempre piensa que no será capaz de cerrar la trama hasta que, normalmente de forma azarosa, todas las piezas del puzzle encajan y el conflicto se resuelve. Suele ser una cuestión de tiempo, oficio y esfuerzo, que son muy buenos sustitutos del talento o la inspiración.

P. El final del libro ya nos avisa que esta ha sido la primera parte. ¿Cuándo estará lista la segunda y qué podremos encontrar en ella?
R. Creo que esa es una pequeña errata de la edición española. La serie es abierta y cada tomo narra una trama diferente, que normalmente concluye en el mismo álbum. Esta primera aventura queda resuelta y no tiene más continuación que la lógica evolución de los personajes principales y sus conflictos personales. En la próxima entrega acompañamos aún a estos personajes -Max, Luna, Valsapena, Mauricio- pero en una peripecia y un entorno totalmente diferentes.

+ Info Teresa Valero:
Blog de la autora.

+ Info Montse Martín:
Blog de la autora.

+ Info Glénat:
Página web oficial.

Imágenes cedidas por Glénat

1 Comentario

Dejar respuesta