110: Una nueva ley restrictiva del Gobierno

0
325

Una nueva ley del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hará que desde el próximo 7 de marzo el límite de velocidad en las autovías y autopistas de nuestro país pase de 120 a 110 kilómetros por hora. La explicación oficial dice que esta medida se lleva a cabo para reducir los costes en combustible, pero ¿Qué se esconde detrás de esta nueva ley?

Esta es para todos una ley “antipopular”, cuando los forofos del automovilismo pedían en España que cambiara la ley y se pareciera más a la alemana, es decir, sin límites de velocidad en las carreteras salvo en las curvas y los no tan forofos pero si conductores habituales pedían subir el límite de 120 a 130 km/h llega el gobierno y decreta una bajada en los límites de velocidad. Con esta nueva medida, según el Vicepresidente Primero del Gobierno Alfredo P. Rubalcaba, el consumo medio descenderá un 11% en gasóleo y un 15% en gasolina, esto en términos que todos entendemos viene a significar que en un viaje Madrid-A Coruña nos podremos ahorra una media de entre 5 y 10 euros.

Es verdad que tanto la gasolina como el gasoil están en uno de los valores más altos que se recuerdan, y que a cuanta más velocidad vayas en el coche más combustible consumes, pero eso cada conductor sabe, o debería saber, cuál es el punto óptimo de consumo de su coche por lo que ya está asumiendo que si corre gastará más combustible y por tanto gastará más dinero. El problema de esta medida está en que se baja la velocidad para que se consuma menos combustible sin plantearse otras opciones alternativas para que paguemos menos por el carburante. Pero claro esas medidas supondrían, especialmente, reducir los ingresos de la administración, y claro por eso no pasan. Aproximadamente el 68.17% (varia dependiendo de la Comunidad Autónoma) de lo que pagas por un litro de gasolina va directamente a las arcas del Estado, es decir, que cuando estaba a 1€ la gasolina la administración se quedaba con 0.68 céntimos. Si esa enorme cantidad de impuesto se redujera el precio de gasoil y gasolina también lo harían y los conductores con menos dinero podrían hacer los mismos kilómetros.

Cabe destacar además el gasto que supondrá cambiar las señales de la Red de Carreteras del Estado. Este gasto se ha tasado en 250.000€. Dicen que lo que harán será poner pegatinas en las todas las señales de 120 del país. Aún así esto conlleva gastos de mano de obra y de impresión en todo el territorio español. Aquí es donde la sociedad se plantea si esos 250.000€ son un pequeño gasto para una posterior mayor recaudación ya que seguramente el número de “cazados” por los radares aumentará, los puntos descenderán y la posterior recuperación del carnet también supone un importante ingreso para el gobierno.

Otra de las medidas que podrían haber tomado antes de llegar a este punto podría haber sido subvencionar la retirada de la circulación de coches antiguos que consumen más y que por lo tanto hay que gastarse en ellos más dinero en combustible. Dar dinero a aquellos que se desprenda de un coche con muchos años ayudándole así en la compra de un nuevo coche que consumirá menos gasolina. Aquí se podría también abrir otro debate ya que seguramente el consumo de un coche de pocos años sea similar tanto a 120 como a 110 Km/h por lo que esta nueva podría quedar rebatida en ese sentido.

Sea por lo que sea, a partir del próximo mes en España se irá más lento, teóricamente. Queda ver como cala esta medida en la sociedad y como repercute después en el gobierno. Quizás esta medida tan antisocial en un partido socialista le repercuta en unas futuras elecciones, el tiempo lo dirá.

Fuente de las imágenes:
www.motosadictos.com

Dejar respuesta