10 canciones para pasar un rato con John Lennon

0
262
Estatua de John Lennon en The Cavern, Liverpool | Flickr: @duncanh1
Estatua de John Lennon en The Cavern, Liverpool | Flickr: @duncanh1

Yo, que formo parte de la generación que nació sin John Lennon, no puedo evitar preguntarme si se puede echar de menos a alguien que ya no estaba cuando tú llegaste. Y sí, la respuesta es sí. Tuve la suerte de, durante mis primeros años, no ser consciente de ello. Los fines de semana sonaba “Watching the wheels” en el salón de mi casa, por lo que crecí dando por hecho que él estaba ahí. La noticia me pilló como un mazazo: no solo no estaba, sino que nunca había estado. Imaginad lo raro de perder a alguien que desde el principio estaba perdido. Con el tiempo, me di cuenta de que una parte de él iba a estar presente siempre que The John Lennon Collection saliera por los altavoces de mi casette. Y eso hice, y eso hago. Va por ti.

Etapa Beatles

“Lucy in the Sky with Diamonds”, bautizada por un dibujo que Sean Lennon le enseñó a su padre sobre una compañera de su colegio. Aunque confirmaron en varias ocasiones que la canción habla sobre una alucinación, no la nombraron así por la droga que componen sus iniciales (LSD) sino que, según el grupo, “fue pura coincidencia”.

“Eight days a week”, compuesta con Paul e inspirada en uno de los trayectos que realizó este a casa de Lennon. Cuando Paul le preguntó al chófer qué tal estaba, este le respondió  “Bien, trabajando ocho días a la semana”, lo que dio alas a la imaginación de los dos artistas para la composición de esta canción.

“Come together”, la canción política compuesta por Lennon a favor de la campaña de Timothy Leary en contra de Ronald Reagan, cosa que se deja ver ligeramente en las dos primeras palabras del estribillo, que resultaban parte del slogan: “Come together, join the party”. En las dos primeras notas del bajo se puede oir a Lennon diciendo “Shoot me”, cosa que alimentó las teorías cospiranoicas sobre su asesinato.

“Strawberry Fields Forever”, cuya composición empezó en España, concretamente en Almería, donde Lennon participó en el rodaje de una película que parodiaba la I Guerra Mundial. La verja del Cortijo de Santa Isabel, dónde fueron a celebrar el vigésimo sexto cumpleaños de Lennon, le recordó al orfanato del Ejército de Salvación al que solía acudir a su fiesta de verano. ¿El nombre del orfanato? Strawberry Field.

“All you need is love”, la canción británica por excelencia que empieza con La Marseillaise. Compuesta para un especial de televisión llamado “Our world”, fue la primera transmisión por satélite del mundo. Una canción que bebe desde la fuente de Bach hasta Glen Miller o la marcha del Príncipe de Dinamarca. Donde se menciona “Yesterday” y se acaba con el positivo mensaje de “She loves you” (ella te quiere).

En solitario

“Beautiful Boy (Darling boy)”, la nana de cuna que se convirtió en canción. Escrita para que el hijo de John y Yoko, pudiera conciliar el sueño en una época en la que le asaltaban continuamente pesadillas. Una de las canciones que más amor rezuma por compás y que nos deja una de las famosas frases del ex-beatle “Life is what happens to you while you´re busy making other plans”.

“Give peace a chance”, salida de la protesta pacífica que hicieron John y Yoko desde la cama. Cuando un periodista les preguntó que pretendían, Lennon le contestó “Todo lo que estamos diciendo es: dale una oportunidad a la paz”. El artista, que se quedó con la frase, la convirtió en canción y la grabó en la habitación 1742 del Hotel Queen Elizabeth, rodeado de periodistas y celebridades como Timothy Leary, Rosemary Woodruff Leary, Petula Clark, Derek Taylor…a los que incluyó en la segunda estrofa de la canción. 

“Imagine”, inspirada por lo poemas que escribió Yoko Ono en su infancia, durante la Segunda Guerra Mundial en Japón. Cuando John los descubrió los convirtió en “una canción anti-religiosa, anti-nacionalista, anti-convencional y anti-capitalista”. El aeropuerto de Liverpool, rebautizado como “John Lennon Airport”, da la bienvenida en la entrada principal con la frase “Above us only sky” (sobre nosotros solamente el cielo), parte de la canción.

Jealous Guy, John y Yoko no se escapan de uno de los problemas de pareja más típicos, los celos, esta canción es el resultado. Lo que en un principio parece una canción de disculpa, acaba siendo un aviso de precaución “I´m a jealous guy, watch out” (soy un chico celoso, ten cuidado). Por poner un ejemplo, al poco de salir juntos, Ono tuvo que escribir un listado de los hombres con lo que se había acostado.

“Love”, para acabar, otra de las canciones que sigue el mensaje de “All you need is love” de Lennon. Compuesta en 1970 durante su estancia en California con Ono, “Love” nos recuerda más a un poema que a una canción. Y aunque tras los sucesos que tuvieron lugar a finales de los 60, se convirtió en un himno de protesta, forma parte de las canciones que, en el fondo, a todas nos gustaría haber inspirado.

Love is you
you and me
love is knowing
we can be

Dejar respuesta