¿Para qué sirve la democracia?

La Constitución Española reconoce el derecho a manifestarse, pero lo que no reconoce es que los ciudadanos seremos ignorados en la mayoría de las ocasiones. Y es que si uno se lee la Constitución, parece que la democracia es el edén donde todos los ciudadanos del mundo quisieran vivir, pero lo que no saben los que no tienen la suerte de vivir en democracia, es que es una palabra muy bonita pero que a la hora de la verdad no sirve para nada. El caso concreto al que me voy a referir es un pueblo costero que dentro de poco sufrirá nuevamente las imposiciones del alcalde que les gobierna: Mazarrón. La incógnita ahora es: ¿qué va a pasar con las palmeras que alegran los paseos marítimos del Puerto?

Este municipio de la costa murciana cuenta con más de 36.000 habitantes, aunque esta cifra aumenta significativamente en los meses de verano. Desde siempre, Mazarrón ha atraído al turismo tanto nacional como internacional debido a las ofertas de ocio que ofrecía y a su indiscutible encanto. Pero desde que el señor Blaya, alcalde del municipio por el PP desde 2003, ocupó un puesto que cuenta con el amparo del gobierno regional de Murcia, también del PP, allí se cometen atrocidades cuyo fin es atraer más turistas al precio que sea. Desde hace meses no son pocas las protestas de los vecinos en contra de este señor, incluso simpatizantes del partido político al que representa. De hecho, el pasado verano hubo una manifestación de 2000 personas pidiendo su dimisión por las últimas salvajadas cometidas. Véase por ejemplo el derrumbamiento de un edificio con años de historia para poner una nueva Plaza de abastos, o “prohibir” a los pescadores que dejen el barco de faenar en el puerto con la subida desorbitada del precio del alquiler, para que sólo los propietarios de los yates puedan aparcar allí. El objetivo: convertir el pueblo en una pequeña Marbella. Como ya es costumbre, quejarse no vale para nada. El gobierno municipal hace oídos sordos a las demandas de los ciudadanos cubriendo sus mentiras de una falsa democracia.

Recientemente, este Ayuntamiento sacó una nota de prensa anunciando las reformas que se van a llevar a cabo en los paseos marítimos más importantes de la zona, donde hay tramos en los que existen tres filas de palmeras que embellecen el entorno y nos refugian del fuerte calor en los meses de verano. En esta nota se dice que habrá un carril bici de 1369 metros, zonas ajardinadas y de recreo, nuevas bandas de aparcamiento, zona de juegos infantiles, circuito deportivo, espacio de recreo destinado a las personas mayores, y la reubicación y mejora de las instalaciones de información turística, los aseos y los vestuarios. Esto sin contar con el lugar que les corresponde a las terrazas de los bares, los restaurantes y las heladerías. La superficie peatonal superará los 22.000 metros cuadrados y las zonas ajardinadas los 1.170 metros cuadrados. El proyecto, aprobado por La Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio de Murcia, cuenta con un presupuesto de 4 millones de euros. Y a mi o no me salen las cuentas, o no hay espacio suficiente para meter tantas cosas. ¿Qué va a pasar con las palmeras? Me pregunto yo.

Llevo dos veranos trabajando de becaria en una radio de Puerto de Mazarrón y por entonces servidora quiso investigar sobre el tema, pero el Ayuntamiento le vetó el tema callando como de costumbre lo que saben que no va a contar con el apoyo vecinal. Han pasado meses hasta que he vuelto a tener noticias de esto, y es que lo que se hace mal mejor hacerlo a escondidas y cuando ya no quede más remedio sacarlo a la luz revestido de palabras bonitas. No hay planos de lo que se pretende hacer publicados en la Web del Ayuntamiento, no hay datos específicos de cómo se pretenden meter tantísimas cosas en tan poco espacio y no hay quejas en Internet, porque debe de ser que, o bien nadie sabe la verdad, o bien nadie quiere movilizarse sabiendo a priori que nada van a conseguir.

No son pocos los intentos que he hecho para evitar que esto salga adelante: escribí al Ministerio de Medio Ambiente y no he tenido datos que certifiquen que mi queja ha llegado a su destino; escribí a Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra y Greenpeace España, pero deben de estar muy preocupados en temas más importantes y una simple tala de palmeras no sorprende a estas alturas a nadie; y decidí, por último, escribir al propio Ayuntamiento de Mazarrón pidiendo explicaciones, pues para eso está la aplicación de quejas y sugerencias…¿o no? Y no han tenido la decencia de contestarme. Algo muy negro debe estar ocurriendo en el consistorio mazarronero para que esto se esté llevando a los extremos del secretismo. Mi indignación no tiene límites. Cada vez me doy más cuenta que la democracia no sirve para nada, la participación ciudadana está siendo ignorada. Y me da igual hablar de Mazarrón, que de Madrid que de cualquier otro sitio. En todas partes pasa lo mismo. Acallándonos pretenden desmotivarnos, frustrarnos, a ver si de una vez por todas dejamos de darles la lata. La sumisión es lo que prevalece en la sociedad de hoy en día. ¿Para qué sirve entonces la democracia?

Fuentes:
www.mazarron.es
Fotos propias

2 respuestas a ¿Para qué sirve la democracia?

  1. giselehidalgo@hotmail.com'
    Romina Jueves, 18 | marzo | 2010 en 11:01

    Entiendo tu indignación ante la falta de respuesta pero no comprendo bien porqué te opones a lo que proponen para la zona: un carril bici, zonas ajardinadas, de recreo, nuevas bandas de aparcamiento, zona de juegos infantiles, circuito deportivo, espacio de recreo destinado a las personas mayores,aseos, vestuarios. No conozco la zona y quizá no quepa todo como dices pero las reformas así suelen beneficiar al turismo y a la población autóctona también. Las palmeras también me parecen útiles y bonitas pero ¿no puede haber de todo un poco? Vuelve a insistir al Ayuntamiento, deberían darte planos así comprendemos cómo quedaría la reforma. Quizá no sea tan mala.

  2. tisty_yellow@hotmail.com'
    Cris Lunes, 29 | marzo | 2010 en 18:47

    Hola Romina, hacía tanto que no revisaba los artículos antiguos que no me había dado cuenta que me habían comentado. Gracias por tu opinión. A mi me parecen bien las reformas siempre y cuando no perjudiquen al medio ambiente. Conozco demasiado bien el paseo del puerto y te puedo decir que no hay hueco para tantas cosas como pretenden hacer. Si no han querido mostrar públicamente cuál es el proyecto, por algo será…y si no me han contestado más aún para sospechar. Pero de todas maneras hablé con una de las comerciantes de la zona en verano y me dijo que el alcalde se había reunido con todos los dueños de los negocios afectados tiempo atrás para avisarles de lo que se iba a hacer, no para preguntarles opinión ni nada de nada. Y según me contó estaba prevista la tala de palmeras. En navidad mi familia fue a pasar unos días de vacaciones y me confirmaron que el plan era ese. Las obras empezaron en febrero, y ahora por semana santa algunos familiares van a estar allí, así que ya me confirmarán qué es lo que están haciendo. Pero me temo que el aumento desmesurado de metros cuadrados sólo puede deberse a una cosa… Ya te contaré, espero que buenas noticias. Gracias de nuevo.

Deja un comentario